Martes , 23 Mayo 2017

Home » Actualidad » ¿Qué debilidades vio Garay en los chilenos?

¿Qué debilidades vio Garay en los chilenos?

Abril 15, 2017 2:56 am Categoría: Actualidad, Nacional

-Lecciones del caso dadas por especialistas de diferentes áreas.

Ana Luisa Telias

Cambiamos el foco de la cobertura sobre Rafael Garay; el caso más mediático de los últimos tiempos en la TV chilena. ¿Qué debilidades y/o fallas develó en nuestra sociedad? ¿Podríamos ser víctimas de un nuevo fenómeno mediático? Se lo consultamos a diferentes analistas.

Javier Ortega: “Rafael Garay dejó en evidencia la debilidad de los filtros en algunos medios”

“Había indicios de que Garay no era serio”, señala Javier Ortega.

Periodista, editor e investigador de la UDP. (Coautor de “Bachelet. La historia no oficial” y de “Legionarios de Cristo en Chile. Dios, dinero y poder”).

Rafael Garay dejó en evidencia la debilidad de los filtros en algunos medios, especialmente la televisión, para seleccionar a los expertos y fuentes a los que recurren. Fallaron algunos periodistas en su rol de informar.

El afán por el rating lleva a los noticieros de la televisión abierta a privilegiar la imagen y la cuña, por sobre el contenido”.

Garay se convirtió en rostro de televisión. Más que noticiarios, algunos de estos programas se han transformado en shows de noticias. Y están los matinales, que no son noticieros, pero cubren noticias, sin advertir a la gente que muchas veces el tratamiento que hacen a las noticias no es periodístico. Más que expertos con manejo acabado del tema, los noticiarios privilegian a personas que tengan desplante televisivo, que entreguen cuñas atractivas, que hablen fácil.

Había indicios de que Garay no era serio. Apareció ebrio en un noticiario de la mañana, hablando de economía. En los noticiarios el tratamiento periodístico a las noticias sigue siendo el mismo, con las mismas fuentes y los mismos temas.

No creo que la televisión haya sacado lecciones del caso Garay. No vi ningún mea culpa”.

Alberto Mayol: “La inversión económica es una dimensión que no puede estar desprovista de ética”

“El caso no merecía la magnitud ni la relevancia para ese nivel de cobertura”, dice Alberto Mayol.

Sociólogo, analista político.

Se ha construido un monstruo y se dice todo lo malo de él pero no se hace el análisis de todo lo malo que hay alrededor de esta persona, en estas mismas sociedades y en nosotros mismos”. 

Los medios muchas veces evitan llegar a un debate profundo que evidentemente es menos espectacular y más reflexivo. Garay tuvo una presencia gigante en los medios en su momento. El caso no merecía la magnitud ni la relevancia para ese nivel de cobertura.

Rafael Garay construyó una imagen pública y se aprovechó de ella para poder obtener ganancia y construir una pirámide inversiones. Esto ha sucedido en oportunidades anteriores, lo que revela que hay un problema también en el sector financiero chileno, el que debiera tener controles mucho más claros de los que existen. Uno no puede estar a merced de los niveles de honestidad o confiabilidad de personas específicas. Al mismo tiempo, la inversión económica es una dimensión que no puede estar desprovista de ética. Hoy día en Chile, hay un debate con el tema Garay que se sataniza pero no veo una discusión profunda sobre la dimensión ética de los actos de Sebastián Piñera… Me pregunto qué pasa con aquellos que tienen poder político…En el sector financiero se requieren más regulaciones y hay temas de debate público que tienen que ser mucho más transparentes. En el mundo político, cuando la derecha es súper moralista para todos sus temas, no existe ese nivel de moralismo para enfrentar a Piñera y decirle que aclare todas sus cosas, venda sus empresas y que desaparezcan todos sus conflictos de interés.

Sergio Lehmann: “Los medios validaron a una persona sobre la base de un par de cuñas atractivas”

“Nuestros canales son de una calidad bastante pobre”, critica Lehmann.

Economista jefe del BCI

Garay no era valorado en el medio porque no era economista, tenía una preparación académica bastante endeble. Tuvo éxito en los matinales porque planteaba las cosas en simple, dirigido a la dueña de casa que son los receptores naturales de un matinal.  Y las preocupaciones de la dueña de casa tienen que ver con si los precios están subiendo, el sueldo y cosas bastante sencillas que desde el punto de vista de los economistas es menos atractivo a lo mejor profundizar. Su mercado objetivo es gente más informada, el inversionista, la empresa que está buscando tomar decisiones a través del cual sus análisis le aportan en ese ámbito. Entonces, la gente más técnica probablemente no va a estar muy interesada para participar en ese tipo de programas. Es cierto que ahí se genera un vacío.

Por otro lado, los medios tratando de cubrir las necesidades de esta dueña de hogar y de quienes efectivamente están detrás de estos programas buscan a alguien que hable sencillo y de manera atractiva y al parecer funcionaba.

Sus análisis no eran propios de un economista, sino más bien de alguien que opinaba con algún grado de conocimiento respecto de temas de manera sencilla”.

La principal responsabilidad es de los medios que validaron a una persona sobre la base de un par de cuñas atractivas. Nuestros canales son de una calidad bastante pobre, están preocupados de la farándula, temas bastante livianos y claramente a los economistas no les interesa estar allí. Los economistas sí van a programas más serios como CNN, o dan su análisis a noticieros centrales. Los matinales tienen un propósito que claramente no van en esa línea y hacen noticia a partir de cosas muy casuísticas, cosas muy livianas, simples porque están orientados a personas que no tienen probablemente el conocimiento en economía.

Alberto Luengo:  “Hay que chequear los antecedentes con lupa”

Lo que falló fue chequear previamente los antecedentes de las personas… Pero ¿por qué falló? Probablemente por una necesidad mutua”, expone Alberto Luengo.

Director de Prensa TVN

Sobre las estafas o aprovechamientos es fácil decir esto no debiera haber ocurrido. Pero desde otro punto de vista está el que permite que ciertas personas inescrupulosas jueguen con la buena fe de los demás. En este caso, con la buena fe de los medios y nos les preocupa engañar a un periodista sino también a un país entero. Lo que falló fue chequear previamente los antecedentes de las personas. Habríamos encontrado que no tenía un doctorado como él decía y habríamos puesto mucho más paños fríos en la relación de él con los medios. Pero ¿por qué falló? Probablemente por una necesidad mutua.

Los medios necesitamos personas independientes con conocimientos, con claridad expositiva para comentar los temas complejos y cuando aparece una persona de esas en cualquier ámbito suele ser muy requerida por la prensa”.

Garay no era el único que podía aterrizar la información y hablar en simple. Por cierto habían otros economistas que tenían estas habilidades comunicacionales y en un momento de crisis económica los medios tienden a buscar a ciertos expertos que nos ayuden a entender qué es lo que está pasando. Para nosotros la lección es apretar las tuercas a aquellos que están fallando, particularmente en el chequeo riguroso de los antecedentes académicos o laborales o de currículum de las personas que se presentan públicamente. Ser menos ingenuos a la hora de presentar los antecedentes de las personas. Hay que chequearlos con lupa.

Francisca Correa: “Garay abusó de la confianza de periodistas y de otros profesionales”

“Hay una invitación a profesionales serios que se atrevan a entregar sus conocimientos a públicos masivos”, plantea Francisca Correa.

Socia-Directora Agencia de comunicaciones

Triple V

Los medios tienen responsabilidad al no haber sido más minuciosos para chequear las credenciales de Rafael Garay. Sin embargo, se trata de un embaucador profesional, que no sólo abusó de la confianza de periodistas (a veces ingenuos), sino de otros profesionales.

Hay un antes y después en chequeo de fuentes, sobre todo para programas de corte más magazine, pero también hay una invitación a profesionales serios que se atrevan a entregar sus conocimientos a públicos masivos.

Juan Flores: “Existen fisuras y resquicios de nuestra legislación financiera y penal”

“Como sociedad estamos expuestos a que se nos presenten ciertas situaciones o hechos como certezas y se establezcan como realidades”, indica Juan Flores.

Doctor en Psicología. Psicoanalista, Director Magíster en Psicoanálisis UAI

Este tipo de hechos ha sucedido en variados países. Recordemos los casos de Madoff y Enron en EE.UU, Kerviel en Europa, Iguchi en Japón. La diferencia estriba en la mayor o menor complejidad de las operaciones financieras, pero tienen un elemento en común: ambiciones personales que son estimuladas por un discurso social, por leyes permisivas que logran trasladar al ámbito económico, deseos, ansiedades, esperanzas de un colectivo.

Por cierto, existen fisuras y resquicios de nuestra legislación financiera y penal, para que hechos de esta naturaleza puedan ocurrir. Pero además, para que existan situaciones como ésta y que discursos como el del Sr. Garay puedan ejercer atractivo, a pesar de los desafíos a las racionalidades (excesivas ganancias prometidas), debe existir algo estructural en los seres humanos, que haga posible que las personas se entreguen a una promesa que coincide más con el deseo que con la realidad.

La realidad es predominantemente dura y su construcción y modificación exige trabajo y constancia. Los deseos en este caso, obedecen más a su expresión ansiosa y mágica lo que implica desconocer estos límites”. 

Como seres humanos nos constituimos a partir de la experiencia del desamparo, necesitamos el reconocimiento de un otro. En nuestro sistema, el mercado va a prometer al sujeto la ilusión de que los objetos son lo faltante para lograr la felicidad y la sensación de completitud que repare esa falta fundamental que nos constituye… El dinero entonces, es el medio por excelencia para la apropiación de objetos, para el ingreso al lugar de los elegidos y de la ilusión de superación de la exclusión, material y simbólica.

Los medios de comunicación juegan un rol preponderante. Ellos construyen  una realidad que el público acríticamente consume. En ese sentido, como sociedad estamos expuestos a que se nos presenten ciertas situaciones o hechos como certezas y se establezcan como realidades. Una defensa posible es por supuesto la mayor democratización de la información (posibilidad de existencia de medios diversos), el acceso a la información y una ciudadanía empoderada que exija a sus representantes.

Julián Elfenbein: “Va a seguir ocurriendo que personas así jueguen con la buena fe de la gente”

“Era difícil darse cuenta porque Garay también mintió a la autoridad con sus títulos”, señala Julián Elfenbein.

Periodista, ex conductor de matinal TVN.

Cuando estaba en el “Buenos días a todos”, así como podía haber ido una persona como Garay en su minuto, también iba un premio nacional de ciencias, incluso uno de nuestros panelistas fue Nicolás Eyzaguirre, entonces los economistas y/o profesionales reconocidos y valorados socialmente también van a los matinales y hablan de economía doméstica.

En este caso en particular como en otros que hemos visto, caso Chang, AC inversions donde los montos son mucho mayores que en éste, la teleserie es más atractiva porque Rafael Garay construyó una imagen de asesor en programas de radio, TV. De hecho, varias veces lo tuve en el matinal hablando de las estafas piramidales, de las AFP, de los cambios de multi-fondos, y justamente vendió su asesoría a quienes fueron víctimas de otras estafas piramidales.

Lo hace atractivo mediáticamente porque además inventó una enfermedad que no se ha podido comprobar. Por lo tanto, este caso y otros anteriores evidencian debilidades de control de las autoridades financieras chilenas. En los noticieros había múltiples espacios de economía donde era invitado. Y si bien se investigan los antecedentes, era difícil darse cuenta porque Garay también mintió a la autoridad con sus títulos.

Ahora bien, por mucho control de autoridad que exista, finalmente éste lo debe hacer la persona.

El caso también revela una ambición por acumular más de personas que legítimamente quieren invertir su plata pero que de alguna manera deberían saber que hay cosas que son irreales”.

Creo que va a seguir ocurriendo que personas así jueguen con la buena fe de la gente, en cualquier ámbito. Ya vemos que después del caso Madoff, siguen habiendo estafas.

¿Qué debilidades vio Garay en los chilenos? Reviewed by on . -Lecciones del caso dadas por especialistas de diferentes áreas. Ana Luisa Telias Cambiamos el foco de la cobertura sobre Rafael Garay; el caso más mediático de -Lecciones del caso dadas por especialistas de diferentes áreas. Ana Luisa Telias Cambiamos el foco de la cobertura sobre Rafael Garay; el caso más mediático de Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top