miércoles , 18 octubre 2017

Home » Comunidad » Jaime Fuchs: Nuevo Presidente de B´nai B´rith:

Jaime Fuchs: Nuevo Presidente de B´nai B´rith:

febrero 26, 2017 2:49 am Categoría: Comunidad

Jaime Fuchs: “La base del éxito está en el modelo de trabajo voluntario”

Jaime Fuchs

Jaime Fuchs

Es descrito por sus Hermanos -el tratamiento habitual entre los miembros de la conocida fraternidad judía- como “brillante en lo profesional, modesto en sus acciones y jugado en sus objetivos”.

Bien conocido en el espacio comunitario por ser uno de los protagonistas del exitoso Comité de Recaudación de Recursos para el Programa de Becas de Educación Superior de B´nai B´rith, revista Shalom conversó con Fuchs a pocas semanas de iniciada su cadencia.

Jaime Fuchs y su esposa, Ximena Loyola, son miembros de la institución desde 1989. Recientemente fue elegido por sus pares como presidente del Distrito 27 (Chile, Perú y Bolivia) de “la Filantrópica”, como también es conocida esta fraternidad que cumplió 80 años en Chile.

Hijo de notario público e ingeniero civil de la Universidad de Chile, Jaime encabeza hasta el año 2018 el directorio de la institución judía de servicio más antigua en el mundo.

– B´nai B´rith es bien conocida por ser un espacio de desarrollo de la pareja judía…

Mis padres nacieron en Argentina y migraron en distintos momentos a Chile. Mi padre fue notario público y mi madre trabajó con él. Sí estoy donde estoy es en parte por ellos, pues formaron una familia unida y con mucho amor. De él rescato su perseverancia y humildad, la consideración con las otras personas, la franqueza y honestidad. De mi madre, quien comenzó a trabajar a los 12 años, rescato su amor, su esfuerzo por lograr sus propósitos y un sentido de la responsabilidad a prueba de fuego.

 

 

– ¿Cómo se conocieron con Ximena?

– Durante mis primeros años de primaria viví en Temuco y estudié en el Colegio Inglés. Me gustaba una niña de la sala y nunca nos olvidamos. Quince años después, en 1981, por vacaciones, volví al Sur, pasé por el colegio y pregunté por ella. Dirección conseguida, toqué la puerta de su casa y el resto es historia. Cuatro años después nos casamos.

– ¿Cómo describiría el proyecto de familia que han construido?

– Estoy feliz. Por amor y convicción de un proyecto de vida, Ximena se convirtió al judaísmo. Para ella fue difícil al principio, por los cambios, pero tiene una grandeza de amor, sabiduría y proyección de la vida familiar, que hacen que hoy en día ella sea parte fundamental de los valores y tradiciones que llevamos tanto en la casa como en la crianza de nuestros hijos.

– En su discurso de asunción citó el himno del Instituto Nacional. ¿Dónde está lo institutano en el Jaime Fuchs de hoy?

– Lo institutano lo llevo en el corazón. Egresé en 1973, y en el Instituto Nacional y mi curso teníamos intensas diferencias políticas, pero nunca fueron causa para perder el aprecio y cariño entre nosotros. Cada año nos seguimos reuniendo en un largo almuerzo y ya van casi 43 años de egresados. Por reconocer el valor de la diversidad de opiniones, experiencias y vivencias, me siento orgulloso de haber estudiado en el Instituto y de tener excelentes amigos hasta hoy.

– ¿Y de su paso por Maccabi Hatzair?

– Cuando llegué a Santiago, a los 9 años, en Maccabi tuve mi primera experiencia de ser parte de una kvutzá y una tnuá. Era tímido y recuerdo siempre el apoyo de mi madrij, Abraham Yudelevich, hoy hermano de B´nai B´rith. En la adolescencia ingresé a Ijud Habonim. Fue un tiempo increíble donde conocí a mi primera polola y realicé mi primer viaje a Israel por Mifal Tapuz. Desde entonces he seguido activando en la kehilá y atento a las oportunidades de perfeccionamiento del voluntario, como por ejemplo la asistencia al programa de liderazgo Nahum Goldmann Fellowship, entre otros espacios de aprendizaje de historia judía contemporánea, identidad y liderazgo judíos.

– Es ingeniero. ¿Qué trae desde su profesión a la B´nai B´rith?

– Confieso que la elección de mi carrera no fue algo netamente vocacional; la escogí al descartar otras carreras universitarias. Por eso mi experiencia más gratificante esos años fue obtener mi título. -Ríe de buena gana, hace una pausa y prosigue-. Me fueron difíciles los estudios y obtuve mi título en base a perseverancia, esfuerzo y dedicación. Sin embargo, la ingeniería me ha transformado en una persona más racional, estructurada. Frente a los problemas trato de obtener la mayor cantidad de información posible y suelo realizar un proceso de análisis lo más acabado posible de beneficios versus costos o de pros y contras. Siempre me ayuda a dimensionar los problemas y encontrar su más adecuada solución. Sin embargo, hoy disfruto mucho más leyendo artículos sobre economía y finanzas que de ingeniería.

En sintonía con la sociedad chilena

 – ¿Qué explica su elección en la Convención de la B´nai B´rith?

– Luego de más de 25 años participando en múltiples instancias, me presenté como candidato a presidente por mi cariño y compromiso con la B´nai B´rith. Estoy convencido de lo valioso que en ella se realiza y bien vale que le dedique una parte importante de mi tiempo.

 – ¿Cómo es eso de pertenecer a una filial en particular?

– Soy miembro de la filial Shalom; una hermandad que me ha hecho sentir acompañado tanto en las tristezas como en las alegrías; siempre juntos tanto para las fiestas como para los duelos, y para mí esto ha sido muy importante. Mis Hermanos de Shalom son mis amigos; no cualquiera sino amigos con los que me unen valores y objetivos compartidos. Además, la filial Shalom es sólo un eslabón de una fraternidad que está en más de 50 países.

 – ¿Qué aprendió durante sus encargos anteriores?imagendestacada-fuchs

– El valor de B´nai B´rith en la continuidad y enriquecimiento de la vida judía en Chile y la importancia de ser un miembro activo, pues me ha tocado dar ideas, influir en decisiones, construir proyectos y realizarlos. Por ejemplo, he liderado la comisión encargada de buscar los recursos para el programa, que con el apoyo de toda la comunidad, brinda becas y apoyo académico a jóvenes universitarios de nuestra comunidad; un encargo vital que requiere crear diversas actividades: avant premières, campeonatos de golf, certificados de becas, convenios con una cadena de farmacias, etc. Es un trabajo intenso, pero siempre colectivo. Por ejemplo, hoy la Comisión Fundraising está integrada por los Hermanos Adolfo Gelerstein, Helen Baer, Eduardo Zeldis, Hugo Czerny y Betty Benquis.

 – ¿En qué estado recibe la institución?

– Nuestra actual mentora, Emma Finkelstein, y su Ejecutivo, hicieron un excelente trabajo. Entre otras cosas, se abrió la sede Las Condes en el EIM, y la evaluación ha sido positiva. Se ha profundizado nuestra misión de socorro durante emergencias nacionales y de ayuda a la sociedad a través de la Comisión de Acción Social. B´nai B´rith mantiene además enriquecidas relaciones con otras comunidades de fe como católicos y evangélicos, y tenemos un centro de eventos de lujo que nos brinda seguridad económica.

– ¿Con qué ideas o proyectos llega en carpeta?

– Los principales son: conforme al mandato de la Hermandad, continuar con el proceso de cambio de sede a un hogar definitivo; realizar más actividades inter-filiales o generales; fortalecer, dar continuidad y proyectar B´nai B´rith a largo plazo con nuevas filiales; cultivar y enraizar los valores bnaibritianos, y en especial hacer un especie de inducción a esos valores en las filiales más jóvenes y en formación.

– ¿Cuál es su apreciación de los desafíos de los judíos en Chile?

– Estos últimos años se ha puesto más difícil la vida judía. Hemos recibido más ataques a través de redes sociales donde se nos agrede a nosotros o a Israel, y los judíos somos gente pacífica. No estamos todos preparados para defendernos de la hostilidad que recibimos por éstos y otros medios, por eso es muy importante el trabajo que llevará este año adelante la CJCh, que coordinado con otras instituciones como B´nai B´rith prepara las líneas de trabajo que pondrán en realce el valor de la vida judía en Chile y nuestra relación con Israel.

– B´nai B´rith es conocida por acoger a una pluralidad de personalidades, niveles de observancia religiosa y archivos de mundo. Eso se traduce en filiales o logias con ethos muy distintivos. Sin embargo, hacia afuera se ve como un solo cuerpo. ¿Cómo consigue ese ambiente tan diverso al interior y tan de cuerpo hacia el exterior?

– La unidad se logra aplicando nuestros principios, que se traducen en afecto y cariño por esta fraternidad. Las filiales son espacios de crecimiento y dialogo intenso, pero su expresión externa es a través de proyectos liderados por Hermanos comprometidos. A la hora del tikún olam nadie está ausente. Dicho de otro modo, el éxito de las instituciones está basado en el trabajo voluntario que realizan los miembros y B´nai B´rith ha sido exitosa porque los proyectos que desarrolla son trascendentes a los Hermanos que participan en ellos. La base de B´nai B´rith es y seguirá siendo el modelo de trabajo voluntario.

Jaime Fuchs: Nuevo Presidente de B´nai B´rith: Reviewed by on . Jaime Fuchs: “La base del éxito está en el modelo de trabajo voluntario” [caption id="attachment_4851" align="alignleft" width="300"] Jaime Fuchs[/caption] Es d Jaime Fuchs: “La base del éxito está en el modelo de trabajo voluntario” [caption id="attachment_4851" align="alignleft" width="300"] Jaime Fuchs[/caption] Es d Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top