jueves , 23 noviembre 2017

Home » Comunidad » El sentido de ayunar en Yom Kippur

El sentido de ayunar en Yom Kippur

septiembre 12, 2016 12:15 am Categoría: Comunidad, Judaismo

Se lo preguntamos a distintas personas, entre ellas, rabinos de nuestra comunidad.

Por Ana Luisa Telias

Se aproximan las altas fiestas; los Yamim Noraim o, como algunos rabinos las han denominado, el “superbowl” o “la gran final” de los hitos anuales del judaísmo. ¿Podrá ayunar este año? ¿Intentará hasta que…? ó ¿derechamente renunciará a este sacrificio en Yom Kippur?

Deborah Miranda: “Es una de las mitzvot que puedo cumplir. Hay muchas otras con las cuales todavía no me siento capacitada de cumplir”.

Max Bortnic: “Ayuno para entrar en sintonía con toda una comunidad. El estar todos en la misma circunstancia nos ayuda a reflexionar y sentir esa unidad. No le vería mucho sentido si no fuera en forma colectiva”.

Ilana Sánchez: “No ayuno por un tema de salud, pero si pudiera lo haría porque creo que corresponde. Kippur es para purificarse y una de las bases para ello es ayunar y botar todas las toxinas y todo lo malo”.

Daniel Kauderer: “Últimamente no estoy ayunando porque soy judío por cultura y no tanto por la religión en sí. Estoy orgulloso de ser judío, obviamente”.

Taly López: “Ayuno porque es la manera en que me siento conectada con el judaísmo y con el sentido de Yom Kippur de pedir perdón”.

 Sandra Federic: “Ayunar permite olvidarse de la parte física y conectarse espiritualmente con el proceso de teshuvá (regreso, renovación del vínculo entre un judío y D-s))y el arrepentimiento”.

 Libia Keller: “Ayuno desde chica por convencimiento. Ese día debemos actuar como ángeles, no comer casi para elevarnos y también para no estar conectados con las cosas terrenales, sino con el proceso que significa Yom Kippur”.

 Darin Han: “Ayuno. Es lo que me han enseñado en mi vida y mis papás”.

 David Bakal: “Hay razones de tradición familiar que se remontan desde chico cuando uno veía a los abuelos y padres ayunando, y al final uno termina haciendo lo mismo. Con el paso del tiempo, la práctica y el estudio, te das cuenta de la dimensión que hay detrás del ayuno: es una dinámica que permite estar más desconectado de lo físico, unirte a una espiritualidad mayor que te conecta con el sentido mismo de Yom Kippur”.

 Yael Korol: “Es una fecha que me permite conectarme, marcar una diferencia de todos los días y retraerme, no pensando en alimentación, en lo externo, sino sólo en mi relación con D-os. Lo hace un día muy especial”.

 Michel Reich: “Ayuno porque es una halajá en la Torá. Es parte de todo el paquete de ser judío”.

 Norma Neuman: “Ayuno por tradición”.

Ester Cohen: “El ayuno no es una privación de comer porque sí; no es un sacrificio. El grado de espiritualidad que uno adquiere es tan potente que efectivamente el comer pasa a segundo plano y así lo he interpretado”.

Idan Goldberg: “Ayuno por tradición milenaria del pueblo judío, por la educación que recibí en mi casa y en mi entorno familiar, y por un tema personal. Es una instancia donde se rinde cuenta una vez al año”.

Dalia Rezepka: “Ayuno por tradición y también porque creo que una vez al año es muy importante reflexionar sobre lo que uno hace en este periodo; las cosas buenas y no tan buenas, y preocuparse realmente de eso. No estar pendiente de la comida es una forma de despojarse de todo lo que tenga que ver con lo material y lo externo, y preocuparse sólo de lo interior”.

Sylvia Schnitzler: “Cuando ayunas te desconectas de todo lo material y solamente te conectas con lo espiritual. Eso permite elevarte y conectarte en el día más importante de las fiestas judías”.

Alberto Seelenberger: “Ayuno porque es parte de la halajá. Me la enseñaron desde chico y es parte de mi vida. Me conecta conmigo mismo y es una de todas las mitzvot que cumplimos”. 

Karin Levinson: “Ayuno desde los 12 años porque es una mitzvá…mis padres me decían que un judío, aunque no cumpla nada, se conserva como judío ayunando en Yom Kippur y asistiendo a la sinagoga. Cuando comencé a hacer teshuváaverigüé los motivos de dichos ayunos y decidí que eran buenas razones para continuar ayunando en Iom Kipur”.

 

Rabino Ari Sigal.

Rabino Ari Sigal.

La visión de los rabinos

Rabino Ari Sigal: “La Torá dice que los judíos tenemos que afligir nuestras almas y la tradición judía entendió que es a través del ayuno”.

Rabino Alejandro Bloch: “La tradición judía afirma que sí hay que ayunar. Es una mitzvá especial y es nuestra forma de reparar, indagar y explorar qué hemos hecho con nuestra alma y nuestra vida durante el año que terminó.

Y la motivación, en definitiva, forma parte de este ámbito privado en el que cada uno se va conectando con diferentes aspectos de su historia personal, de su vivencia familiar, de su educación y también de sus búsquedas. Este mundo se llama el sentido de las mitzvot y la tradición judía dice que hay que hacerlas con ´kavaná´, es decir, con intención. Pero hay veces en que uno no tiene la suficiente intención…y la tradición nos invita a luchar contra eso…entonces, la invitación es a llenar de contenido justamente las mitzvot…ponerle sabor, agregarle algo personal, así como en la tefilá (rezo) hay que incorporar algo personal cada vez, también en las mitzvot.

Rabino Alejandro Bloch.

Rabino Alejandro Bloch.

Para mí Yom Kippur es la última llamada a subir al avión. Si no lo hiciste antes, tienes esta última oportunidad. Hay varios planos de conexión en Yom Kippur. Uno; aquellos que creemos en la trascendencia de la divinidad y la conexión con lo divino. El otro plano es la individualidad, la conexión con uno mismo y también comunitaria. En alguna de estas tres conexiones uno tiene que encontrarse, porque ser judío no es algo solitario. Uno es alguien que busca en comunidad. Y a veces las respuestas de otros nos ayudan a buscar nuestras propias respuestas.

Rabino Itzjak Shaked: “No hay mucho que hablar en este tema porque Hakadosh Baruj Hu (D-s) dijo que el 10º día del mes de Elul hay que ayunar. Para afligir las almas debemos abstenernos de cinco placeres corporales: comer y beber, lavarnos y ungir el cuerpo, usar zapatos de cuero y tener relaciones maritales. D-s lo ordenó y por eso lo hago; porque soy siervo de D-s. Y si dijo lo que hay que hacer, lo hago. 

Rabino Itzhak Shaked.

Rabino Itzjak Shaked.

El hombre está compuesto de cuerpo y de alma. Cuando domina el cuerpo, el alma alumbra menos. Y cuando el cuerpo deja de dominar, alumbra fuerte la neshamá (alma). Ésta es la guerra más grande que hay en el ser humano: el cuerpo que lo desplaza hacia abajo llevándolo a comer, beber, estar con la señora y pasarlo bien. Mientras que el alma dice ´¡no, no. busca, busca y sé más celestial, elévate! Entonces, si dejas de comer, beber y no pisas sobre cuero, ¿Qué significa pisotear cuero de animal? ¿Quién te permitió agarrar un ser vivo, matarlo y hacer zapatos? En ese día (Yom Kippur) no soy superior, soy humilde (por eso se viste de blanco, color de la humildad). Por lo mismo, Hashem le dijo a Moisés, cuando éste vio la zarza ardiente: ´saca tus zapatos porque el lugar que estás pisando es sagrado´.

Entonces, cuando no le das importancia al cuerpo ese día, el resultado es que tu neshamá florece y estás más cercano a D-s. Porque fue Hashem quien te dio y te puso neshamá, esa chispa divina, hija de D-s. Entonces, cuando le das lugar y el alma se ilumina, y rezas como si fueras un ángel, estás más cerca de Hashem”.

El sentido de ayunar en Yom Kippur Reviewed by on . - Se lo preguntamos a distintas personas, entre ellas, rabinos de nuestra comunidad. Por Ana Luisa Telias Se aproximan las altas fiestas; los Yamim Noraim o, co - Se lo preguntamos a distintas personas, entre ellas, rabinos de nuestra comunidad. Por Ana Luisa Telias Se aproximan las altas fiestas; los Yamim Noraim o, co Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top