miércoles , 18 octubre 2017

Home » Actualidad » David Grossman y sus Procesos Íntimos

David Grossman y sus Procesos Íntimos

noviembre 13, 2014 2:49 pm Categoría: Actualidad, Comunidad, Nacional

El célebre escritor israelí, y una de las joyas intelectuales que visitó nuestro país esta semana, expresó su motivación por venir a reunirse con gente portadora de nuevas historias e ideas. Shalom conversó con él en la Feria del Libro de Santiago horas previas al comienzo de la cuarta versión del Festival “Puerto Ideas” efectuado en Valparaíso. 

El escritor israelí intenta despojar a israelíes y palestinos de sus armaduras.

El escritor israelí intenta despojar a israelíes y palestinos de sus armaduras.

Para David Grossman, escribir es su vía de escape al “status quo” que persiste en  Israel en el camino hacia la paz, es el “espacio mental abierto que permite sentir que el mundo se mueve, es flexible y está lleno de posibilidades”, explica el escritor nacido en Jerusalem en su libro “Escribir en la Oscuridad”.Sus narrativas buscan retratar los “procesos íntimos e interiores que se producen en la gente que vive en esas regiones”. Así lo demuestra en Delirio, El Tiempo Amarillo, La Sonrisa del Cordero, El Libro de la Gramática Interna, Tú Serás mi Cuchillo y en tantas otras de sus novelas.

El sufrimiento vivenciado como padre probablemente lo condicionó a entrelazar con mayor perfección la violencia externa y la crueldad de la situación general del país con el tierno e íntimo tejido de una familia y dar cuenta cómo acaban haciéndola añicos. Uri, su segundo hijo, murió en la segunda guerra del Líbano (2006), producto de un misil de Hezbollah que desembocó en el tanque en el cual éste patrullaba.

Hace dos meses, el escritor de 61 años nacido en Jerusalén, lanzó su nuevo libro: “El caballo que ingresó a un bar” donde se atreve a explorar en el género de la comedia. Junto a su mujer Michal, hoy esperan de Jonathan -su hijo mayor- el nacimiento de su segundo nieto y el retorno de su hija Ruth desde India.

Develar el Ser

Su obra “Delirio” causó gran interés entre los chilenos ubicándose dentro de los 50 libros más vendidos de la editorial Pengüin Random House. Y el día en que el escritor visitó la Feria del Libro de Santiago se registró un claro aumento en la venta de sus obras, informó Patricio Madrid desde la editorial.

Su obra “Delirio” causó gran interés entre los chilenos ubicándose dentro de los 50 libros más vendidos de la editorial Pengüin Random House. Y el día en que el escritor visitó la Feria del Libro de Santiago, se registró un claro aumento en la venta de sus obras, informó Patricio Madrid desde la editorial.

A pesar de poseer una mirada realista en un lugar sobrepasado de tragedias, y ser incluso un profundo activista por la paz,  el escritor de “La Vida Entera” –su obra más célebre- busca descubrir las armaduras que han colocado las guerras, los ejércitos, los gobiernos y los extremismos religiosos, para alcanzar al hombre, a ese ser que estos sistemas han despojado de rostro, de multidimensionalidad y de voluntad propia para ajustarlo más a sus objetivos y a la realidad del país, registra en su libro “Escribir en la Oscuridad”.

“Detrás de la armadura, del terror, de la indiferencia, del odio y de la limitación del alma; detrás de todo lo que se ha extinguido en  cada uno de nosotros durante estos difíciles años, detrás de todos los muros fortificados, de los bloqueos de caminos y de las torres de vigía, hay un hombre”, muestra su esperanza el autor de “Véase: amor”.

Vive en Mevaseret Zión, en las afueras de Jerusalén. De vez en cuando, Grossman alza la voz en la opinión pública para exigir de sus gobernantes más pro-actividad y los alienta a salir de la estrechez en que se encuentra inmersa la sociedad israelí, producto de la irresolución del conflicto con sus vecinos.

“Me doy cuenta del gravoso precio que, tanto la gente que conozco como yo mismo, debemos pagar por culpa de una situación de guerra continua: la limitación de la superficie del alma que está en contacto con el mundo exterior, violento y amenazador; la acotación de la facultad y de la predisposición a identificarse con el dolor de los demás; la suspensión del juicio moral y la impotencia de no comprender lo que realmente pienso en una situación tan aterradora, decepcionante y compleja, desde el punto de vista tanto moral como práctico. Sin embargo, tal vez sea mejor no pensar ni saber, dejar la labor de pensar, actuar y fijar las normas morales en manos de los que ciertamente ‘saben más’”, publica.

En tal sentido, Grossman añade:“Cuando yo era joven, había una ilusión sobre los modelos de autoridad. Por supuesto, no había realmente una autoridad, pero querían creer que existía esa autoridad. Los jóvenes de hoy, entienden que no hay autoridad, entienden que sus padres, los maestros, el primer ministro, los generales pueden ser débiles y son más débiles de lo que eran antes. Ellos realmente quieren cristalizar sus propios valores por sí mismos, aunque quizá muchos no quieran hacerlo porque es mucho más conveniente someterse al cinismo, pero siempre ha habido en toda sociedad humana gente idealista y más valiente”, explica en su diálogo con Shalom.

Búsqueda de Estadistas

-¿Qué debe cambiar a su juicio para que surjan nuevos líderes en Israel y en el mundo palestino con capacidad de inspirar un nuevo camino por la paz?

-“Sólo necesitamos más coraje de parte de nuestros líderes. Necesitamos líderes que no nos provoquen miedo, ansiedad y que no nos planteen promesas que acarreen más sufrimientos de ambos lados. Necesitamos encarecidamente líderes con mayor visión. Todavía no los vemos”.

"Necesitamos encarecidamente líderes con mayor visión. Todavía no los vemos", respondió Grossman.

“Necesitamos encarecidamente líderes con mayor visión. Todavía no los vemos”, respondió Grossman.

Recordando una intervención realizada en la Plaza Rabin, en 2006, en un nuevo aniversario del asesinato del ex Primer Ministro y Premio Nóbel de la Paz, Grossman criticó la falta de consistencia de sus líderes (en ese entonces en el poder Ehud Olmert). “….Tengo la sensación de que no hay rey en Israel, de que nuestros dirigentes, políticos y militares, están vacíos…. Nuestros  actuales dirigentes no son capaces de vincular a los israelíes con su identidad, con los aspectos sanos, vivos y fértiles de esa identidad; con los elementos de la identidad, de la memoria y de los valores fundamentales que les darían fuerza y esperanza porque son un antídoto contra el debilitamiento de la solidaridad y del sentimiento de afinidad con el país, y darían significado a la agotadora y desesperante lucha por la supervivencia”, planteó.

En Santiago, Grossman mostró una cierta conformidad con sus actuales gobernantes: -“Estoy seguro que Benjamín Netanyahu está mucho más comprometido y representa los reales valores del Estado de Israel. Debo decir que es difícil para mí aceptar esta opinión debido a que durante los doce años en que ha gobernado, él no nos había brindado ninguna idea con esta visión, solo hemos sentido más temor.

Reconciliación

"LA Vida Entera" lo colocó dentro de los candidatos a recibir el premio nobel de literatura.

“La Vida Entera” lo colocó dentro de los candidatos a recibir el premio nobel de literatura.

Entiende que la trágica existencia en un estado en permanente guerra ha hecho que los israelíes, un pueblo aterrado, se sostengan en la única versión permitida y legítima de la historia. A su juicio, si los israelíes fueran “capaces  de comprender – de una manera que hasta ese momento no nos habíamos permitido- que esos enemigos mitológicos, amenazadores y demoníacos solo son personas tan asustadas, torturadas y desesperadas como nosotros. Para mí, comprender esto es el principio indispensable de cualquier proceso de desintoxicación y de reconciliación”, revela en un discurso ante el Congreso Nacional de Bibliotecarios en 2006.

-¿Qué falta en terreno para que israelíes y palestinos vuelvan a mirarse, dialogar y confiar?

-“Tomará mucho tiempo recobrarnos del conflicto, años y años hasta que el odio y la sospecha desaparezcan. ¿Cuándo habrá paz? Cuando más y más gente en las organizaciones, comunidades, universidades, clubes deportivos, se conviertan en agentes de paz. Y demostremos interés en vivir como vecinos y “partners”. Ese será el verdadero y real comienzo de la recuperación.

David Grossman y sus Procesos Íntimos Reviewed by on . [box type="info" color="#ffffff" bg="#00539e"]El célebre escritor israelí, y una de las joyas intelectuales que visitó nuestro país esta semana, expresó su moti [box type="info" color="#ffffff" bg="#00539e"]El célebre escritor israelí, y una de las joyas intelectuales que visitó nuestro país esta semana, expresó su moti Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top