miércoles , 18 octubre 2017

Home » Espacio Crítico » ¿Cantar la Marsellesa o seguir al Profeta Moisés?

¿Cantar la Marsellesa o seguir al Profeta Moisés?

enero 23, 2015 4:42 pm Categoría: Espacio Crítico

Por Ana Luisa Telias

al término del discurso del Primer Ministro israelí  Benjamín Netanyahu, en la gran sinagoga de París se oía con fuerza el himno nacional francés La Marsellesa.

Al término del discurso del Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu, en la gran sinagoga de París se oía con fuerza el himno nacional francés La Marsellesa.

Hace sólo unas semanas, 17 individuos fueron asesinados a sangre fría en París; 12 de ellos trabajadores del periódico satírico Charlie Hebdo y días después, 5 ciudadanos, 4 de ellos judíos, fueron tomados como rehenes por un terrorista islámico dentro de un supermercado kosher en la Puerta de Vincennes, un prominente y conocido barrio judío. Ambos ataques deliberadamente calculados. El primero apuntó al centro del espíritu nacional francés, el segundo, dirigido a la judeidad francesa.

La prensa francesa, destacó las palabras y los esfuerzos del primer ministro francés, Manuel Valls y de su presidente, Francois Hollande, porque la comunidad judía permanezca en el país. Las autoridades francesas visitaron la gran sinagoga de París, luego de asistir a la multitudinaria marcha por la Plaza de La República que albergó a casi 4 millones de franceses  y a variados líderes del orbe. Una señal de que fortalecerán la lucha contra el terrorismo y mantendrán los valores de la República basados en la libertad, igualdad y fraternidad.

En esos días, líderes de la comunidad judía francesa se reunían con el presidente Francois Hollande y parte de su gabinete para pedir resguardo especial en los centros de reunión y de vida judía, además de manifestar  el profundo arraigo de su comunidad en el país.

Benjamín Netanyahu y Francois Hollande juntos al interior de la Gran Sinagoga de París para rendir homenaje a las víctimas del acto terrorista al interior del supermercado kasher.

Benjamín Netanyahu y Francois Hollande juntos al interior de la Gran Sinagoga de París para rendir homenaje a las víctimas del acto terrorista al interior del supermercado kasher.

En el otro lado, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu  -de visita en París- apelaba al profundo amor que liga a los judíos franceses con Israel, invitándolos a vivir en Israel, el hogar de todo judío. Cuando Netanyahu  concluyó su discurso en la Gran Sinagoga, se escuchó a los presentes cantar el himno nacional; La Marsellesa. “….Cómo! … Cohortes extranjeras harían la ley en nuestros hogares? , Cómo! … Esas falanges mercenarias abatirían a nuestros fieros guerreros?, Dios santo! Encadenadas por otras manos, nuestras frentes se inclinarían bajo el yugo!, Unos déspotas viles serían los dueños de nuestros destinos!, Franceses, asestad vuestros golpes, o retenedlos, magnánimos guerreros: perdonad a esas víctimas tristes, que a su pesar se arman contra nosotros….”.

Y mientras los cuerpos de Yohav, Yohan, Philippe, Francois-Michel eran enterrados en Israel, el Presidente Reuven Rivlin decía a sus familiares que ésta no era la forma que esperaba que vinieran al país. Su mensaje clamaba porque todo judío tenga el derecho de vivir seguro en el lugar donde decida vivir. Si es en Israel, en París, en Toulouse o en Bruselas.

La realidad es que la comunidad judía en Francia se compone de medio millón de habitantes y gran parte se encuentra asimilada y muy bien integrada en la sociedad francesa. Entre ellos, reconocidos escritores, abogados, médicos, artistas, cantantes, políticos y empresarios. La película: “Los Intocables”, el cantante Jean Jacques Goldman y tantos otros íconos judíos son parte del imaginario francés. No más de 200 mil participan activamente en la comunidad judía, viviendo en torno de colegios, sinagogas, comercio judío en las ciudades de Paris, Sarcelles, Lyon, Créteil, Marsella y Estrasburgo.

Hay franceses, muy orgullosos de su país, que están decididos a dar la lucha porque prevalezcan los valores universales basados en la Libertad y confían en que las autoridades y sus conciudadanos llevarán a cabo una lucha contra quienes la atenten. Hay otros, que vienen de Marruecos, Túnez, Algeria, Egipto y mantienen un fuerte lazo con Israel y junto a quienes desean vivir a fondo su identidad simplemente continúan su éxodo hacia Israel.

 

Contribuyeron a este artículo:

Laetitia Enríquez, periodista francesa de Actualité Juive

Esther Blum, Jefa del Consejo de Inmigrantes de Israel

 

¿Cantar la Marsellesa o seguir al Profeta Moisés? Reviewed by on . Por Ana Luisa Telias [caption id="attachment_3145" align="alignright" width="300"] Al término del discurso del Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu, en la Por Ana Luisa Telias [caption id="attachment_3145" align="alignright" width="300"] Al término del discurso del Primer Ministro israelí Benjamín Netanyahu, en la Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top