Lunes , 26 Junio 2017

Home » Cultura » Andrea Stark: “Mi propósito en la vida es la pintura”

Andrea Stark: “Mi propósito en la vida es la pintura”

Abril 3, 2016 1:47 am Categoría: Cultura

– La artista ha hecho un largo recorrido para llegar a su madurez personal y profesional. 

Por Gabriela Arditi Karlik

imagendestacada-stark1Sus obsesiones actuales son generar su realidad, cuidar las palabras que emite, sus acciones, alinear sus sentimientos. Le molesta en el otro la falta de puntualidad y el no cumplir; esa disonancia tan habitual entre el decir y el hacer. Disciplinada con sus quehaceres, con su pintura, tiene deseos a diario: de exponer en el Museo de Bellas Artes, en todo el mundo, que adquieran sus obras y transmitir su aprendizaje a través de sus cuadros. ¿Cuál? Algo tan simple y difícil como que la vida no es literal; que uno puede cambiar su realidad a través de un viaje interior.

Para ello toma clases de ocultismo y psicoanálisis. “Quiero iluminarme tanto que deseo no volver a encarnarme”, asegura Andrea Stark, quien firma sus pinturas como “Starka”. Vivió una de sus rabias intensas cuando su hijo Benjamín estuvo enfermo. A la preocupación constante durante tres años se sumó la “ocupación” desde el punto de vista económico. Fue esa la impotencia que le generó ira. Estaba separada y había dejado la pintura por pensar, erróneamente, que tendría menos holgura económica.

De adolescente la marcó mucho la separación de sus padres; los únicos de su curso que no vivían juntos. Sin embargo, ha entendido y perdonado sus experiencias. “Todas las personas que aparecen en tu vida son tus maestros. Lo que vivimos es la escenografía que tenemos de aprendizaje y lo que he logrado ha sido bien mágico. Si sientes en tu interior que ya tienes algo, antes de que se manifieste, lo puedes lograr”, dice.

Lucha a diario con su yo “egótico”; el que le susurra “no te levantes”, “no vayas”. Pero su batalla más importante en este momento es dejar de fumar.

Para pintar se nutre de todo lo que ve. Sus cuadros manifiestan lo que Andrea desea o está viviendo. No son intelectuales; meditados. Cuando se para frente a la tela siente como que le “soplaran” al oído. Es como si la misma obra le dijera qué pintar. Y cuando usa los colores equivocados, algo le indica hacia dónde ir. “Cuando concluyo, reconozco toda mi vivencia o lo que voy a manifestar. La escucha es muy importante. Ocurre que cuando escribes un libro o pintas un cuadro, eso se hace realidad. Cuando invocas que suceda algo, es en el plano sutil. El combate hacia afuera no sirve porque la fuerza de la otra persona es siempre mayor. Cuando uno pinta, medita, empieza a entender cosas, a aclararse, a descubrirse. Mi darma, mi propósito en la vida, es la pintura”, explica.

Causalidades

imagendestacada-starkObviamente Andrea Stark le hacía los dibujos a todo el mundo en el Instituto Hebreo y la nota 7 era una clásico para ella en la asignatura de arte, pero como su padre tenía una fábrica de confecciones (¿se acuerdan de Valiant?) entró a estudiar ingeniería comercial. Por supuesto, duró sólo un año y medio, para luego emigrar a dibujo. ¿Será posible que no la hayan aceptado de inmediato? Bueno, así ha pasado con muchos de los grandes.

Como dicen que no existen las casualidades sino las causalidades, Andrea repitió un ramo. Entonces, su hermana la llevó un día a clases de pintura con Sergio Stitchkin. Ahí se enamoró. ¡No de él! Del arte, claro está. Luego estudió con Carmen Silva.

Pinta varios cuadros a la vez; lee más de un libro simultáneamente. “Así somos las mujeres; como equecos: la casa, el trabajo, los hijos, las clases, todo organizado”, dice.

Ya con una madurez en la pintura, el cambio del óleo al acrílico fue como descubrir un velo no sólo en su obra. “Mi vida era opaca y se puso brillante, los colores que uso vibran unos con otros y la gente me dice que mis cuadros son mágicos; con una energía que se come todo a su alrededor”, destaca.

Aunque eres una persona mística, no crees en D-s

– Estudié en el Instituto Hebreo pero ninguno de mis padres cree en D-s. Mi papá escapó de la guerra desde Hungría y eso te pasa la cuenta. En mi casa nunca hubo religiosidad. Yo rezaba en hebreo pero no me llegaba; no logro conectarme. Creo en una energía y que uno crea su realidad. Eso es lo que D-s quiere; no que le pidas cosas.

Dices que eres “artista maga”…

– Hay varios iniciados que eran magos, y el artista, cuando pinta, también es mago. Lo que yo aprendo de estos iniciáticos es a generar magia; es una mezcla de cosas que me ayudan a generar mi realidad.

Tu estilo es entre realismo mágico y surrealismo, “con mensajes ocultos que sólo personas que están en el camino logran entender”. ¿Cuál es ese camino?

– Así como Leonardo (Da Vinci) dejó muchos cuadros con mensajes ocultos, si no tienes las claves no los puedes ver. En mis cuadros cada uno ve lo que quiere ver. La gente relaciona el cuadro con su vida. Es diferente al hiperrealismo, donde está todo dado. En mis cuadros empiezas a descubrir cosas. Los que están en un camino de conciencia, ven claves que uno aprende en este camino, pero esto queda totalmente integrado al cuadro.

Pintas básicamente figuras femeninas que no tienen edad y son delgadas. ¿Qué hay del resto de las mujeres?

– No fue intencional. Recién ahora me di cuenta que no tienen edad. Son mujeres jóvenes pero con una mirada que denota una vivencia de 100 años. Y en cuanto a la delgadez, en lo personal no me gusta la gordura. Estamos en una sociedad que idolatra la juventud y la delgadez, y yo me siento joven, vital, llena de proyectos. Mis cuadros reflejan lo que soy: llena de colores, preguntas, dispersa.

Andrea Stark tiene a su haber más de 100 obras entre dibujos, grabados y pinturas. En octubre expondrá en una galería en Palm Beach, Miami, y en Santiago la galería Valas (sólo para coleccionistas) tendrá sus obras en exhibición.

Andrea Stark: “Mi propósito en la vida es la pintura” Reviewed by on . - La artista ha hecho un largo recorrido para llegar a su madurez personal y profesional.  Por Gabriela Arditi Karlik Sus obsesiones actuales son generar su rea - La artista ha hecho un largo recorrido para llegar a su madurez personal y profesional.  Por Gabriela Arditi Karlik Sus obsesiones actuales son generar su rea Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top